0 Items Login
Seleccionar página

En Agrocor destacamos por el contacto directo con nuestro clientes ya que, su experiencia personal junto a la investigación y apuesta en el ámbito de la recolección mecanizada. Con nuestros productos conseguirá recolectar su campaña en poco tiempo, y con un menor coste humana. La recolección del olivar en Córdoba es mucho mas fácil gracias a Agrocor. En este post os queremos dar cinco claves para una cosecha óptima.

5 claves para obtener cosecha de aceituna todos los años

Hay que señalar que esto no es seguro del todo, porque depende de muchos factores determinantes, algunos como la climatología pueden echar todo el trabajo por la borda, el tipo de terreno también influye notablemente, pero sí que es cierto, que si sigues estas claves, tendrás muchas posibilidades de obtener cosecha de aceituna todos los años en tu olivar que si no lo haces.

Maquinaria Aceituna en Córdoba - Agrocor

Maquinaria Aceituna en Córdoba – Agrocor

  • 1- Recogida de la aceituna temprana

Cuanto más pronto recojamos la aceituna del olivo, más tiempo tiene este de reponerse.

Esto es algo bastante obvio si lo piensas un momento, ya que todo el tiempo que la aceituna está colgando del olivo, está consumiendo recursos de él.

Por esto es muy importante una recogida de la aceituna temprana, para que el olivo tenga tiempo de recuperarse tanto de los daños ocasionados durante la recogida (ramas rotas por el vibrador o palo), como por la absorción de nutrientes que ha realizado la propia aceituna.

Dependiendo de si la aceituna la vamos a emplear para aceite o para aderezo (es lo que se conoce como aceituna de verdeo), las fechas varían, para aderezo lo normal es recogerla durante los meses de octubre y primeros de noviembre, mientras que para aceite, la aceituna se suele empezar a recoger a finales de noviembre y la campaña puede durar hasta febrero del siguiente año.

 

  • 2- Poda del olivo temprana

Al igual que con la recogida de la aceituna, otra clave fundamental para conseguir obtener cosecha de aceituna todos los años de nuestro olivar es la poda del olivo temprana.

Ten en cuenta, que todas las ramas del olivo, están absorbiendo nutrientes de él, cuánto antes elimines las ramas que no son necesarias, menos nutrientes le robaran al olivo estas ramas.

Por consiguiente, más energía y fuerza tendrá el olivo cuando llegue la época de floración.

La fecha en la que se poda el olivo va a depender de la fecha en la que se recoge la aceituna, aunque como muy pronto, no se suele empezar a podar el olivo hasta finales de noviembre que es cuando las temperaturas en nuestra zona empiezan a descender.

 

  • 3- Labores adecuadas y control de malas hierbas

Las malas hierbas o forraje como se conoce comúnmente en esta zona a las plantas que nacen de forma repartida y sin control en todo el campo, también son un foco de consumo de recursos de la tierra.

Todos los recursos que estas plantas consuman de la tierra donde están sembrados nuestros olivos, no estarán cuando estos los necesiten.

Por esto, la tercera clave fundamental es el control de las malas hierbas y de unas labores adecuadas según el tipo de pendiente, de zona y de tierra.

 

  • 4- Abonado del suelo

Siempre es recomendable y si las condiciones climatológicas lo permiten, abonar el suelo de nuestros olivos.

Existen muchos tipos de abono, lo más recomendable es utilizar un abono complejo que proporcione al olivo todos los nutrientes que este necesita para el comienzo de la brotación.

  • 5- Iniciar el primer tratamiento fitosanitario en cuanto nuestro técnico lo estime oportuno

El primer tratamiento fitosanitario al olivo se centra principalmente en aportarle la mayor cantidad de nutrientes para que este pueda desarrollar la mayor cantidad posible de entalono (es como se le conoce al tallo nuevo del olivo).

Cuanto mayor entalono, mayor cantidad de aceitunas puede desarrollar el olivo.

Un tratamiento fitosanitario temprano, permite al olivo absorber los nutrientes que el tratamiento el aporta con tiempo de poder desarrollar una gran cantidad de entalono antes del inicio de la floración que suele ser durante el mes de mayo.

Las fechas en las que se recomienda el primer tratamiento fitosanitario al olivo suelen ser a finales de marzo, aunque es muy recomendable que siempre lo consultes con tu técnico.

Después del primer tratamiento fitosanitario, existen otros muy importantes, como el segundo, que se le conoce como el prays.