English EN French FR Portuguese PT Spanish ES
Una herramienta que se mantiene en correctas condiciones no sólo durará mucho más, sino que facilitará el trabajo a realizar. Básicamente, los cuidados consisten en afilarlas, ajustarlas, limpiarlas, desinfectarlas y lubricarlas. Aquí hablaremos del mantenimiento de tijeras y cuchillas de poda; en general de todas las herramientas que nos facilitan el trabajo de poda. 

CUIDADO DE LAS TIJERAS

  • Afilado de las cuchillas y hojas de poda

Disminuye la carga de trabajo, permite realizar un corte más limpio y por lo tanto la planta cicatrizará más rápido. Además de todo esto, hay que destacar que una herramienta (tijera de poda) afilada es menos peligrosa que una roma o sin afilar. El afilado se lleva a cabo pasando

una piedra a lo largo del filo exterior de la hoja, empezando siempre desde la base del filo hacia fuera, y luego por la parte interior del filo se eliminan las rebabas. Se suelen realizar unas 10 pasadas por la parte exterior y otras tantas por la parte interior, con el fin de lijar las hojas.

Las piedras de afilado se utilizan mojadas con aceite, agua o petróleo, y pueden ser de grano medio/fino, denominado Combiness 150/400 o las de grano 400 tipo Corindón para acabado final.

También se pueden utilizar los afiladores que llevan una pieza de tungsteno en uno de sus extremos para permitir un afilado más rápido; estos trabajan en seco.

El mantenimiento de la curvatura de las tijeras es tan importante como el filo, ya que si desaparece, o es desigual, la hoja debería ser reemplazada por una nueva. Es imprescindible llevar a cabo estos cuidados para mantener las tijeras en óptimas condiciones.

  • Ajuste de la tijera

El ajuste del perno central es necesario para evitar que la hoja y contrahoja muerdan en vez de cortar y hay que realizarlo en forma periódica. Simplemente se debe girar el perno para aumentar o disminuir la fricción del mismo. Una vez ajustado hay que golpear contra una superficie dura para eliminar las posibles holguras que se producen por el desgaste de la hoja. Es recomendable el cambio del perno con el ajuste de nylon que lleva en el interior, cada vez que se desmonte la tijera.

  • Limpieza para mantenimiento de tijeras y cuchillas de poda

La limpieza consiste en eliminar la savia, resina y residuos de la hoja y de la contrahoja. Existen productos especiales que actúan disolviendo estas impurezas al mismo tiempo que actúan como desinfectantes.

  • Desinfección de la hoja de la tijera

Para evitar que las herramientas de poda puedan transmitir cualquier tipo de mico organismo, especialmente virus, es conveniente desinfectarlas con productos específicos, preparados para tal fin. Este procedimiento es muy importante, sobre todo cuando se podan diferentes especies con la misma herramienta.

  • Engrasado

El engrasado de la herramienta contribuye a disminuir la fuerza a aplicar durante el corte; consiste en colocar aceite lubricante en la hoja y dejar que este penetre hasta el perno. Por otra parte, cuando la tijera no se utilice durante algún tiempo, la cabeza de corte deberá envolverse con un trapo humedecido en aceite, y la tijera se deberá guardar en su funda o colgada en un lugar seco, de esta manera se evitará su oxidación. Antes de volverla a utilizar se debe limpiar cuidadosamente.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Abrir chat
    Chatear con AGROCOR
    ¿Necesita ayuda? Consúltenos.